Seguro que todos os habéis preguntado esto alguna vez:“¿Estaré bajando peso demasiado rápido?” ¿Me estaré estancando?”

Antes de nada tenemos que tener en cuenta que aunque no existen reglas exactas, cuanto mayor es el porcentaje de grasa más rápido podemos esperar bajar, al menos durante las primeras semanas. A mayor grasa más rápido puedo bajar de peso y cuanto menos grasa queda más despacio tendremos que ir.

Pero vamos a ir un poco más allá, vamos a poner números. “Perder” 0,5kg de grasa requiere de un déficit de 3500kcal mientras que para “perder” 0,5 kg de músculo basta con unas 650kcal aprox.

Si creamos un déficit semanal grande de 500kcal al día (3500 kcal semanales) perderíamos 0,5kg de grasa si todas esas kcal vinieran de este sustrato. Sin embargo, si todas las kcal vinieran de la masa muscular… ¡perderíamos unos 2kg de músculo! Si encima tenemos en cuenta que en la vida real el cuerpo no va a utilizar sólo grasas o que encima un principiante puede ganar peso en forma de masa muscular, podemos ver que reducir grasa es un proceso lento y que la báscula puede moverse despacio en algunas situaciones.

Como veis es más fácil bajar de peso rápido si “quemamos masa muscular” que si quemamos grasa. Llegará un punto en que la pérdida de peso (que no de grasa) pueda llegar a ser bastante lenta.

Por ello una vez más os recomendamos no fijaros exclusivamente en la báscula y utilizar otras técnicas de medida como plicómetros, medidas de perímetros corporales o incluso fotografías.

WhatsApp chat